Acerca de mi

Soy ingeniero de sistemas gradudado de la Universidad Icesi en Cali. Trabajé 5 años en desarrollo y coordinación de proyectos de software, empecé hace varios años con la docencia y actualmente estoy dedicado a ella de tiempo completo.

Respecto a la fotografía. Ha sido una afición desde que aprendí a manejar la Canon A1 de mi papá (que posteriormente en términos prácticos fue mía) en las clases de fotografía del colegio que tomamos con varios compañeros durante 3 ó 4 años antes de graduarnos. Después de muchos años y cuando los integrados de la A1, además de uno de sus lentes, empezaron a molestar, “compré” (no fui quien la pagó) en 2003 mi primera cámara digital (Canon PowerShot S200) que me acompaño por Australia (colocaré algunas fotos de Australia posteriormente en el blog) y pese a sus limitaciones tomamos muchas fotos. Después de varios años, en 2006 me animé a comprar mi primera DSLR, la Nikon D50, un equipo que le he ido adicionando lentes, filtros, memorias y otras cositas. Desde hace unos meses, he actualizado mi equipo con la Nikon D90 y otros accesorios, esta cámara tiene algunas características que para mi fueron una sorpresa encontrar, una de las más interesantes ha sido el CLS (Creative Light System de Nikon) utilizando los flash SB-600 SB-800 o SB-900. Este sistema permite utilizar, entre otros, los flash mencionados de forma inalámbrica para iluminar la escena de una mejor forma, donde juega una papel importante la creatividad y la técnica.

Aunque poco a poco he ido mejorando mi equipo y he pasado de un “Entry-Level” (con la D50), a un nivel “Entusiasta” (con la D90), para tomar fotos interesantes no es necesario tener la mejor cámara (sin embargo, no hay que negar que la cámara ayuda, sobre todo saberla manejar), puede suficiente con estar en el momento indicado, en el lugar indicado y saber aprovechar la cámara para sacar el mejor resultado tras la observación. Mucho más importante de la cámara es quien esté detrás de ella.